Structural Funds

La política regional y de cohesión de la Unión Europea tiene como finalidad favorecer el crecimiento económico de las regiones que la componen, reduciendo sus desequilibrios económicos y sociales, así como las disparidades existentes entre ellas en relación a los niveles de desarrollo. Sus objetivos coinciden en su conjunto  con las prioridades que se fija la Unión Europea en favor del crecimiento y el empleo, y sus acciones deben contribuir a los objetivos de la Estrategia Europea 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

Para ello cuenta con una serie de instrumentos, siendo los Fondos Estructurales los principales recursos financieros de la política regional, constituidos por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE).

El primero de ellos, el FEDER, apoyará el desarrollo regional y local mediante la cofinanciación de inversiones en I+D e innovación; cambio climático y medioambiente; apoyo empresarial a las pymes; telecomunicaciones, energía e infraestructuras de transportes; infraestructuras de salud, educación y sociales, y desarrollo sostenible.

El segundo de ellos, el FSE está destinado a mejorar las oportunidades de empleo y su calidad, promover la movilidad geográfica y profesional de los trabajadores, propiciar un elevado nivel de educación y formación, así como el  aprendizaje permanente, fomentar la igualdad de género, la igualdad de oportunidades y la no discriminación, el apoyo a las políticas activas de inclusión  social y de lucha contra la pobreza.

 

INSTRUMENTOS FINANCIEROS

La utilización de instrumentos financieros para la ejecución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), adquieren una mayor relevancia en el periodo 2014-2020 como forma de ayuda frente a la subvención a fondo perdido tradicional por su efecto multiplicador, su capacidad para combinar diversas formas de recursos públicos y privados para conseguir objetivos de una actuación pública, y por su carácter rotatorio, que los hacen más sostenibles en el tiempo.

En ese sentido, el IVF va a ser el Organismo Gestor de los Instrumentos Financieros propuestos dentro de los Programas Operativos de la Comunidad Valenciana para el nuevo periodo 2014-20 del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo Social Europeo (FSE), con los que se espera gestionar 33,5 millones de euros de fondos estructurales.

De ellos, 30 millones, provendrán del FEDER, que tendrán como finalidad promover la constitución de fondos de capital semilla, de transferencia de tecnología y de expansión en colaboración con entidades de capital riesgo. Así mismo, estos fondos también tendrán como objetivo conceder préstamos participativos y/o subordinados, en este caso, gestionados directamente por el IVF, para financiar proyectos de carácter innovador.

Los restantes 3,5 millones, provienen del FSE, y se destinarán a impulsar una línea de microcréditos en colaboración con entidades de crédito destinada a personas desempleadas y/o emprendedoras con la participación del SERVEF.

La gestión de estos fondos por parte del IVF permitirá atraer financiación de intermediarios financieros por un importe de al menos 51 millones de euros adicionales, gracias al efecto catalizador de los instrumentos financieros para atraer inversión privada.